Nada como un Clásico para quedar bien.